Si no eres ágil, no innovas

El escenario empresarial actual está dirigido por la velocidad y la incertidumbre.
Por ello, para innovar, las empresas deben cambiar la utilización de metodologías clásicas de gestión de proyectos (con todo previsto y planificado) por metodologías con una visión “de innovación ágil”.


Este modelo puede suponer cambiar ciertos paradigmas empresariales como:
• El valor está en los equipos que tienen la propiedad y la responsabilidad de sus proyectos.
• Responder a los cambios está por encima del seguimiento de un plan definido.
• Hay que empezar los proyectos aunque no se tengan todos los datos.
• Trabajar con prototipos lo antes posible.
La “innovación ágil” ayuda a enfrentarse al futuro porque pone la creatividad y la adaptación a los cambios como valores en la cultura de la empresa.

Traducción del artículo publicado en la publicación Mon Empresarial num.139 de noviembre 2011.

.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies