Propuestas para un cambio de paradigma (1): Formación para la Excelencia

La primera de las propuestas del cambio de paradigma incide en el desarrollo de un programa de formación que desarrolle un mejor aprendizaje en las organizaciones.

No descubro nada si expongo que uno de los factores que incide en la mejora de la productividad es la formación de los empleados y la mejora de sus conocimientos y competencias. Desgraciadamente hoy en día, con la excusa de las crisis, muchas empresas han reducido las inversiones en formación de su personal; también hay otros que explican que no forman a sus empleados porque una vez formados se pueden marchar, ante esto la respuesta solo puede ser: Contra el drama de formar a tus empleados y que se vayan, está la tragedia de no formarlos y que se queden.

Una forma de generar una Nueva Cultura de Empresa es dando a los mandos intermedios herramientas que les permitan formar a sus subordinados de forma eficiente y rápida (especialmente en sectores con alta rotación o con personal insuficientemente cualificado). Así pueden ayudar a los empleados a mejorar en sus métodos de trabajo y a aumentar su seguridad, y especialmente en cómo pueden enfrentarse a los problemas en las relaciones humanas.

Para ello el programa “Formación para la excelencia” se basa en la adopción de las metodologías desarrolladas bajo el nombre Training Within Industry (TWI) que se centran en la formación interna de los trabajadores para conseguir el máximo aprovechamiento de sus habilidades individuales.

Con este programa se pretende dar a los mandos intermedios (y a personas responsables de gestionar otras personas) de conocimientos y competencias para:

  • Formar a sus subordinados.
  • Mejorar los métodos de trabajo.
  • Tratar con las personas y sus problemas.
  • Mejorar la seguridad en el trabajo.

Las ventajas que puede suponer la formación y el desarrollo con este programa son:

  • Disminuir el tiempo de adaptación de nuevo personal.
  • Aumentar los conocimientos del personal y la colaboración.
  • Aumentar la cualificación y la autoestima del personal.
  • Mejorar la productividad.
  • Disminuir la siniestralidad laboral.
  • Alcanzar una Nueva Cultura Empresarial de país.

El Training Within Industry se creó en 1940 y su éxito fue tal que se considera que fue fundamental para el notable incremento de productividad y de capacidad de producción que se produjo en la industria bélica americana durante la Segunda Guerra Mundial. Acabada la guerra se introduce en Japón y llega a convertirse en uno los ejes de lo que hoy día se conoce como Kaizen. Incluso Toyota lo aplica y es uno de los pilares de la formación de sus mandos intermedios. El TWI también se introdujo en la Europa Occidental como parte del desarrollo del plan Marshall, dado el aislamiento de España en aquellas fechas ello supuso que el TWI no fuera introducido en España hasta el año 1963 por parte del “Servicio Nacional de Productividad Industrial del Ministerio de Industria“.

Hoy en día multinacionales como Starbucks lo utilizan en sus establecimientos.

En Cataluña el año 2006 el Centro de Investigación Económica y Social de Cataluña (CRESC) publicó un informe titulado “Modelos y oportunidades de formación. Para los trabajadores de ámbitos territoriales de Cataluña con baja participación en la formación continua” donde se proponía la adopción del TWI como modelo para la formación de los trabajadores no cualificados en el comercio, el turismo y la industria agroalimentaria. No hay constancia de que la propuesta se haya llevado a cabo.

Estos dos últimos casos suponen un ejemplo de una triste realidad: mientras que fuera del país se considera que la metodología puede ser útil y por ello la aprenden y la aplican; aquí lo que se hace es un informe sin una posterior continuidad en su aplicación.

Por todo lo expuesto considero que el primer paso del cambio de paradigma es desarrollar la “Formación para la Excelencia”.

Un documento que amplia la información de este tema, se puede descargar aquí.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.