¿Hemos planificado la protección de la marca de nuestro proyecto de innovación?

Como decía en mi anterior post, “todos los proyectos de innovación deberían tener su propia marca”; pero esto también es aplicable a cualquier proyecto que necesite tener una marca asociada, y una de las actividades que hemos de tener planificadas es la protección de esa marca. Para lo cual nos hemos de hacer una serie de preguntas.

Si el proyecto pretende desarrollar un producto o un servicio: ¿Tendrá la misma marca o una marca diferente?

En ambos casos hay que tener claro cuál es nuestro mercado potencial de actuación (nacional, comunitario o internacional) ya que ello supone diferentes estrategias y costes de registro de marca.

Lo más habitual es que queramos el registro de marca a nivel nacional, para ellos tenemos dos alternativas: hacerlo por nuestra cuenta o contratar un agente de patentes y marcas.

Si decidimos hacerlo por nuestra cuenta deberemos acceder a la página web de la Oficina Española de Patentes y Marcas, en el apartado de signos distintivos. Los tramites de “marca nacional” siguiendo sus indicaciones no son excesivamente complicados. Es importante tener claro cuál será el campo de comercialización del proyecto, lo que se denomina clases (clasificación de Niza).

Pero antes de empezar con los trámites hay que verificar que la marca que queremos no esté registrada, para ello deberemos consultarlo en el localizador de marcas.

También hemos de decidir si queremos que el proyecto tenga un logotipo.

Una vez hemos definido la marca, la clase y el logotipo, es el momento de hacer la solicitud. Lo más recomendable por coste (118,10 € este año 2012) y agilidad es hacerlo electrónicamente. La solicitud electrónica nos genera un pdf con toda la información relevante.

 

Extracto de la solicitud de la marca Innogenierum

Extracto de la solicitud de la marca Innogenierum

Al final si todo está correcto, sino habrá que hacer las rectificaciones oportunas, conseguiremos tener nuestra marca registrada. En la web de la OEPM constará la misma con el nombre, la clase (o clases) y su logotipo. Lo cual podemos encontrar buscándola en el localizador de marcas.

Tal como ya escribí, los proyectos necesitan su marketing y comunicación, por eso hemos de planificar tanto su versión offline y su versión online.

Hoy en día, por coste y por rapidez, el uso de los medios digitales debe considerarse de la misma forma, e incluso más, que los medios “clásicos”.

Por eso deberemos plantearnos que queremos utilizar para difundir la marca:

  • ¿Queremos que tenga página web? ¿Queremos un blog de la marca?. Habrá que registrar como mínimo el dominio nuestramarca.com, y en función de lo que creamos conveniente otras extensiones: .info, .net, …
  • ¿Queremos difundirla en twitter? Deberemos abrir una cuenta de twitter de la marca.
  • ¿Queremos comunicarla con videos? Habrá que tener nuestro canal en youtube.
  • ¿Haremos presentaciones clásicas o diferentes? Hay que inscribir nuestra marca en slideshare, en prezi, ¿y por qué no en pinterest?

Es posible que ahora no usemos pinterest, o youtube, pero en un futuro si que lo haremos; por eso es importante protegerlo ahora que la marca no se conoce, para evitar a los trolls digitales. En este video explico porque es necesario hacerlo.

.

Para todo esto yo recomiendo utilizar una tabla en Excel en la que pongamos todos los medios en los que queremos registrar nuestra marca; y programarnos un día y un par de horas para registrarla en todo aquellos que creamos que necesitaremos a corto, medio y largo plazo.

Ahora ya tenemos nuestra marca en la red.

Lo siguiente es planificar de qué y cómo haremos el marketing y la comunicación con los medios digitales.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies