Características del innovador según Alessandro Garofalo (2 ª parte).

Continuamos con algunos conceptos de Alessandro Garofalo.

Para Garofalo para la palabra idea se utilizan como sinónimos: descubrimiento, invención, creación.

Pero él define cada una de ellas de la siguiente manera:

Descubrimiento es la identificación de un elemento de gran interés desde el punto de vista científico, o de nuevas perspectivas sociales, económicas o culturales. Descubrir significa encontrar algo que antes no se conocía, pero que ya existía.

Invención es la identificación de una solución funcional a una necesidad. Es la sistematización racional de las intuiciones concernientes a la realización de un nuevo instrumento. Habitualmente se refiere a los productos de la creatividad de tipo concreto.

Creación es un producto salido de la nada, o la animación de carácter innovador de un elemento ya existente, generalmente indica un producto del arte.

Estos tres aspectos de la idea hay que añadir otro concepto clave: la fantasía, que me gusta definir, utilizando una frase de Bruno Munari: ‘Todo lo que antes no estaba, incluso si irrealizable’.

La fantasía es extravagancia, extrañeza, ficción, escapar de la realidad, inspiración. Es la mente vagando, persiguiendo de forma errática y abstracta imágenes diferentes. Es el deseo de salir de los esquemas tradicionales, ya que está desprovista de necesidades contingentes.

En el ámbito de la creatividad, la fantasía es, precisamente, la facultad que permite pensar en cosas que no existían antes, sin preocuparse de verificar si lo que pensamos sea realmente nuevo.

Con estas reflexiones Garofalo nos introduce nuevamente palabras clave que es necesario que el innovador tenga en cuenta en su diccionario particular: descubrir, inventar, crear, fantasía.

Pero la que tiene una implicación más directa con la innovación es la definición de invención: “identificación de una solución funcional a una necesidad“. Esta es una definición muy cuidadosa con tres conceptos fundamentales a la hora de innovar

  • Identificar.
  • Solución Funcional.
  • Necesidad.

Cuando identificamos las soluciones funcionales a las necesidades de nuestros clientes: les estamos dando respuestas, les estamos satisfaciendo, hacemos que quieran ser nuestros clientes.

Claro que la fantasía a la hora de encontrar soluciones nos darán un valor añadido a las mismas, pero lo importante es que sean funcionales.

El texto es parte de la conferencia “Creare para Innovare” realizada en Udine el 30 de marzo de 2005 y se puede leer aquí (en italiano).

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies