Quiero innovar, ¿por dónde empiezo?

Es una de las frases que más se dicen por parte de aquellos a los que les ha venido la “inquietud por innovar”.
Pues lo primero que hay que hacer es: … hacerse preguntas.
Hay que saber de dónde venimos, dónde estamos y hacia dónde queremos ir. Innovar sin objetivo no lleva a ninguna parte.
Para esta fase de preguntas, que en el modelo de Innovación Sistemática se encuentra dentro de la fase “DEFINIR”, hay varias herramientas que se pueden utilizar y, yo creo que la primera en utilizarse debe ser el llamado “system operator” o “cuadro 9v”.

Esta herramienta tiene una concepción sencilla, pero muy potente. Es una matriz 9×9, donde las columnas corresponden a la evolución en el tiempo (pasado, presente y futuro) y las filas se denominan (sub-sistema, sistema y super-sistema).

La primera vez que se lee sub-sistema, sistema y super-sistema se tiene una sensación de complejidad de la herramienta, pero cuando se entiende se vuelve una herramienta muy potente.
Vamos a explicarlo con un ejemplo. Supongamos que queremos entender que pasa en nuestra empresa. En este caso el sistema sería nuestra empresa, el sub-sistema sería todo aquello que forma parte como los departamentos, los empleados, las instalaciones, la maquinaria, los productos/servicios que se comercializan,… y el super-sistema serían los clientes, los proveedores, las Administraciones Públicas,…
Como vemos sistema es lo que queremos analizar, el subsistema es lo que forma parte y el supersistema lo que está fuera.

El cuadro system operator tiene un potencial importante que es su capacidad de ampliarse; en el siguiente cuadro podemos ver una variación que consiste en hacer una expansión 15W en el tiempo:

Este cuadro es interesante de utilizar cuando queremos hacer una descripción de un desarrollo de innovaciones que tienen varios estadios en el tiempo, así por ejemplo podríamos querer desarrollar un producto que se comercializara primero en Europa, después en EE.UU. y finalmente en Japón. Con este esquema sabemos en el momento de empezar a desarrollar el objetivo final y por lo tanto podemos prever que deberá cumplir normativa de las 3 zonas. Si hiciéramos un desarrollo pensando sólo en Europa nos podríamos encontrar que nuestro producto no cumple normativa americana o japonesa, y entonces si quisiéramos venderlo allí habría que volver a desarrollarlo con las nuevas condiciones.
El cuadro 9W supone hacerse muchas preguntas por cada uno de los cuadrantes. El resultado es un mejor conocimiento de dónde estamos y dónde queremos ir, y a la hora de crear nuevas ideas tener un objetivo para ser más eficientes y eficaces.
Iré escribiendo…

No Responses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.