Para innovar hay que ser curiosos.

Una de las características del Innogeniero es la curiosidad.

Ser curioso en el sentido de interesarse en las cosas, de ver, de conocer, de querer saber, de investigar,…

Curioso quiere decir preguntar y preguntarse por qué, y no quedarse con la primera respuesta. Esta actitud de preguntarse “porqué” de forma recurrente es una de las técnicas utilizadas por Toyota en su TPS, los 5 porqués.

A ser curioso se aprende haciendo preguntas a todas las respuestas que nos dan, y también aprendiendo a ver las cosas desde diferentes puntos de vista.

Esto se puede desarrollar utilizando la técnica desarrollada por Edward de Bono: “los 6 sombreros“.

La curiosidad es una característica que tienen todos los niños pequeños, y que desgraciadamente muchos pierden con el tiempo. Los madres y padres sabemos lo incansables que son cuando llegan a esa edad en que a todo preguntan “porqué” sin detenerse.

Desgraciadamente esta actitud de cuestionar y cuestionarse las cosas cuando nos encontramos en situaciones de adultos está mal vista, o bien, uno puede pensar que si pregunta queda en evidencia que no sabe y entonces pierde prestigio. Nos encontramos otra vez con el factor “miedo” del que ya he hablado anteriormente.

El miedo es uno de los grandes enemigos de la curiosidad especialmente cuando actúa como freno para preguntarnos sobre lo que no entendemos, o lo que queremos saber.

Por eso una de las competencias a aprender para convertirse en un Innogeniero es “perder el miedo“, en este caso el “miedo a preguntar”. Cuando preguntamos porque no sabemos, de la respuesta aprendemos; sin ella continuaremos como antes pero con la inquietud de que lo deberíamos saber.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.